Artículos etiquetados 30070

Nuestros compositores en la biblioteca de Catalunya

Escrito por Soledad Sánchez Bueno el septiembre 4, 2012  |  Deja un comentario

La Biblioteca de Catalunya conmemora efemérides musicales de algunos de los compositores más emblemáticos del panorama musical catalán con una exposición que podrá visitarse hasta el 20 de octubre en el espacio Zero de la Biblioteca de Catalunya.

Qué menos que nosotros, como melómanos, eruditos investigadores o músicos hagamos buen provecho de estas ocasiones para enriquecernos y cultivar nuestro horizonte musical.

La exposición pone a disposición de los visitantes cartas manuscritas, partituras y fotografías que ilustran de manera significativa el pasado de estos compositores.

Las efemérides que conmemoramos este año y que son aquí recordadas son:

- Centenario del nacimiento de Xavier Montsalvatge

- Cetenario dle nacimiento de Miquel Querol

- Centenario del fallecimiento de Joaquim Malats

- Cincuentenario del fallecimiento de Eduard Toldrà

- Cincuentenario del fallecimiento de Ricard Lamote de Grignon

- 25 aniversario del fallecimiento de Frederic Mompou

- 25 aniversario del fallecimiento de Manuel Blancafort

Más allá de cualquier explotación comercial que pueda hacerse de una efeméride, es indiscutible que su conmemoració implica necesariamente la búsqueda de nuevos datos que arrojen luz sobre la vida y obra de los homenajeados.

Qué menos que nosotros, como melómanos, eruditos investigadores o músicos hagamos buen provecho de estas ocasiones para enriquecernos y cultivar nuestro horizonte musical.

Música de órgano en Catalunya IV

Escrito por Bernat Cabré el mayo 16, 2012  |  1 Comentario

Dentro de la colección de CDs sobre música catalana de órgano acaba de salir el último disco, esta vez dedicado a la música contemporánea, donde están representados algunos de los principales compositores de la última mitad de siglo XX en Cataluña.

Encontramos algunos aún activos como Josep Soler, Jordi Cervelló, David Padrós y Josep M. Mestres Quadreny, y también de ya desaparecidos como Xavier Montsalvatge, Frederic Mompou y Josep Cercós. No me corresponde a mí cantar las alabanzas de esta grabación o la idoneidad de la selección hecha, aunque sí he de alabar el gran trabajo, la dedicación y la generosidad de su intérprete, Juan de la Rubia.
Dicho esto, sin embargo, no puedo evitar la tentación de hacer una reflexión en voz alta. Durante las sesiones de grabación, y con el imborrable recuerdo del proceso de composición de la Passacaglia de Josep Cercós, del que tuve el privilegio de ser testigo presencial, pensaba en la gran necesidad que actualmente hay de intercambio entre compositor e intérprete. Esto, que no deja de ser una obviedad, en algunos instrumentos, como el órgano, es especialmente notorio.

No me corresponde a mí cantar las alabanzas de esta grabación o la idoneidad de la selección hecha, aunque sí he de alabar el gran trabajo, la dedicación y la generosidad de su intérprete, Juan de la Rubia.

Afortunadamente no es el caso del repertorio del disco que nos ocupa, pero, ¿cuántas veces no hemos tenido que lamentar la poca adaptación “idiomática” de la escritura musical al instrumento? Especialmente cuando este instrumento parece haber entrado en una especie de limbo que lo convierte en un desconocido ilustre y venerable.

Hago ahora, pues, expresión ingenua y algo gratuita de un deseo que algún día me gustaría ver cumplido: un cenáculo de compositores e intérpretes de órgano reunidos para trabajar conjuntamente, los primeros ofreciendo y sometiendo sus creaciones al juicio y consejo de los segundos con vistas a crear un repertorio nuevo donde la simbiosis entre música y lenguaje instrumental fuera absoluta. ¿Quién se apunta?

José Ramón Encinar, la música de nuestro tiempo, por Javier Pérez Senz

Escrito por Javier Pérez Senz el julio 29, 2011  |  Deja un comentario

El protagonismo de la creación musical en las temporadas de las orquestas sinfónicas españolas no es solo cuestión de presupuesto. Curiosamente, las formaciones con más recursos públicos no figuran siempre a la cabeza ni en política de encargos ni en número de obras programadas. Basta comparar la presencia de la música española en la temporada de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid con la que ofrecen  otras formaciones de similar nivel para darse cuenta de que el hecho de que se programen más o menos autores contemporáneos no depende solo de la cantidad de recursos económicos, sino de la voluntad de directores musicales y gerentes a la hora de dar o negar protagonismo a la música de nuestro tiempo.

Cuestión, ante todo, de convicción en el valor de la creación como pieza clave en la filosofía artística de cualquier orquesta que vive del dinero público. A los promotores privados basta con agradecerles todos los esfuerzos, por pequeños que sean, a favor de la difusión de la obra de los compositores actuales. A las orquestas de titularidad pública y a sus gestores hay que exigírselo.

Cada vez que un auditorio se escuda en los gustos del público y nos recuerda que a la mayoría de los abonados lo que de verdad les gusta es escuchar siempre las mismas obras de Beethoven, Chaikoski o Brahms hay que decirles que el justo protagonismo de los grandes clásicos en las temporadas se puede mantener sin por ello dejar casi en mantillas la música de hoy: lo más sensato suele ser programar obras actuales junto a páginas del gran repertorio.

Hay muchas formas de programar y lograr ese equilibrio en muchas ocasiones es mucho más fácil de lo que parece. De hecho solo hace falta una cosa: que quien tiene el poder para escoger los compositores y las obras que integran una temporada sinfónica lo utilice.

¿Es que la ORCAM maneja más recursos que las demás orquestas? Ni hablar, conozco algunas formaciones españolas que tienen más presupuesto y se limitan a incluir, a veces con calzador, dos o tres estrenos por temporada para cubrir el expediente.

Hace años que veo, con asombro, el papel primordial que la música contemporánea juega en las temporadas de la ORCAM. No es la orquesta con más recursos del panorama concertístico español, pero es la que más y mejor programa música española; nada de cuotas autonómicas ni falsos patriotismos, simplemente convicción en el valor de unos autores cuya música debería sonar en todos los auditorios, en todas las temporadas, pero que rara vez lo hacen, más por cicatería de titulares y gerentes que olvidan con demasiada facilidad la obligación que como orquestas públicas tienen con la causa contemporánea.

¿Es que la ORCAM maneja más recursos que las demás orquestas? Ni hablar, conozco algunas formaciones españolas que tienen más presupuesto y se limitan a incluir, a veces con calzador, dos o tres estrenos por temporada para cubrir el expediente. La diferencia, una vez más, no está en el dinero, sino en el talante de sus responsables, y en el caso de la ORCAM,  lo que prima es la pasión de su director titular y artístico, José Ramón Encinar, todo un campeón de la música española, por vocación, por oficio y por responsabilidad cultural.

La lista de obras programadas en la temporada 2011-2012 es, desde cualquier punto de vista, impresionante, como lo es la lista de compositores presentes en los conciertos programados en el Auditorio Nacional de Música y en los Teatros del Canal: Rafael Frühbeck de Burgos, Pilar Jurado, David Palet, José Manuel López López, Juan Carlos Satué, Carlos Cruz de Castro, Jacobo Durán-Loriga, Juan Cruz Guevara, Jesús Villa Rojo, Francisco Otero, o David del Puerto, más la oportunidad de escuchar páginas del mexicano Enrique Diemecke o el italiano Luca Francesconi.

Y hay que sumar partituras tan significativas como el Cant Espiritual, de Xavier Montsalvatge, Cantar del alma, de Frederic Mompou, tres grandes obras de Joaquín Rodrigo -Concierto para una fiesta, Concierto de Aranjuez y la Fantasía para un gentilhombre- y el Concierto para guitarra nº 3 de Antonio Ruiz Pipó.

Hay espacio para todas las músicas, porque en las mismas series de conciertos hay célebres obras de Bernstein, Orff, Fauré, Gershwin, Ravel, Bartók y Sibelius;  una buena ración de clásicos y románticos ( Haydn, Beethoven, Chaikovski, Schumann, Berlioz, Liszt, Brahms, Mendelssohn, Chaikovski, Rimsky-Korsakov, …) y un puñado de partituras poco programadas por estos lares, como Schlagobers, de Richard Strauss, Helios, de Carl Nielsen, Pohadka, de Josef Suk o La noche de los mayas, del gran Silvestre Revueltas. Lo dicho, cuestión de talante, de convicción y amor a la música. Que cunda el ejemplo.

Javier Pérez Senz.

Musikmesse de Frankfurt 2011

Escrito por Cristina Martí el marzo 14, 2011  |  Deja un comentario

Musikmesse 2011Como viene siendo habitual desde los últimos años, Tritó participará en la Musikmesse de Frankfurt de esta edición que tendrá lugar del 6 al 9 de abril. Ya está publicada toda la información de Tritó en la web de la Feria.
Dispondrán de un stand en donde expondrán las exclusivas Tritó, novedades, colecciones -como, por ejemplo, Música Breu- y catálogos de nuestros compositores, con la intención de promocionar la labor de la editorial en la recuperación y divulgación de la música española en esta importante Feria Internacional de la música. En esta línea, se trabajará para la difusión de las obras de, entre otros,  Montsalvatge, Toldrà y Mompou, de quienes se conmemorarán aniversarios durante 2012.

La Mussikmese de Frankfurt es el más importante escaparate internacional de la música, en donde miles de fabricantes, editores, sellos discográficos, productoras y entidades musicales comparten conocimientos, descubren las líneas de trabajo de empresas de su interés y estrechan lazos de todo tipo para el futuro.

Ver Tritó Edicions en messefrankfurt.com >

 

Tiendas y distribuidores
 
Licencia de Creative Commons
Tritó S.L. - Enamorats, 35-37, bajo - 08013 Barcelona (España)
Teléfono: (+34) 933 426 175 - Horario: Lunes a Viernes (9:00 a 18:00)
Payment methods
Métodos de pago:
Sello de confianza Trustwave
Certificado por: